15 de marzo de 2012

Un gemido y un que vienes

Tu y tus mensajes de golfo en paro, tan oportunos como las antiguas visitas de tu madre en mitad de nuestro polvo mañanero. Yo gimiendo y tú que vienes. Que vienes, que vuelves, que me echas de menos. ¿A quien se le ocurre mandar un mensaje a su exnovia mientras está haciendo el amor con un escocés? A ti y solamente a ti. ¿Por que cojones me echas de menos ahora que ya casi ni me acuerdo de las tonterías que soltabas enfadado por que no te hacía caso?- ''I'm coming, John, I'm coming!''- ¿ Y si has cambiado? Llevo tanto tiempo sin verte que soy incapaz de recordarte entero, ni a trozos.






Tus manos, de esas si que me acuerdo.
Son dignas del mayor desprecio. Porque son sólo tuyas.

2 comentarios:

  1. Dios, un texto increíble, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho ver comentarios tuyos, gracias:)

    ResponderEliminar