12 de febrero de 2012

Pongamos que el te llama y no lo coges, y se nos juntan los labios

¿Sabes? Llevaba esperándote muchísimo tiempo. ¿Dónde has estado escondido?¿Con quién he estado malgastando nuestro tiempo? Estaba deseando que llegases dispuesto a cuidarme y maltratar conmigo el colchón. Cocinando y sonriendo, contándome lo bien que te salen los espaguetis a la bolognesa. Diciendo lo bonita que es mi sonrisa los sábados por la mañana y que quieres despertarte todos los días conmigo. Eres lo más parecido a con quien quiero compartir cama fines de semana, pasando a buscarme en tu coche viejo, de segunda mano, que tiene vividas tantas de nuestras guerras en la parte de atrás de lo que cabe imaginar. 





Lo que quiero son tus manos bajando por mi ombligo, 
yo mientras sonriendo por que eres el motivo.

2 comentarios:

  1. Es increíble tu forma de escribir, sigue así :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, encantada de que me dejes tu opinión:)

    ResponderEliminar