15 de abril de 2011

Los sueños son tan solo eso, sueños

Todo está oscuro.No veía nada,absolutamente nada. Aunque poco a poco mis pupilas se fueron dilatando y dejaron paso a sombras.Sí .Ahí estás, tumbado a mi lado, a escasos centímetros de mí. La silueta de tu espalda es inconfundible, siempre me ha encantado. Te das la vuelta, te acercas lentamente y me besas. Primero con precaución,con osadía más tarde y con pasión finalmente.Tus suaves manos se encontraron con mi ombligo y fueron descendiendo sutilmente hasta el punto fijo donde quisieron llegar desde un principio. Me miras y sonríes. Esa sonrisa loca y con un punto de malicia. Lo haces,con delicadeza.Rápido y lento. Como tu sabes hacerlo. Me das placer. Más que nunca. Estás que te sales. O más bien lo estoy yo. Me miras una y otra vez te encanta verme con cara placentera. Paras de repente y me dejas respirar. Cruzamos miradas y finalmente me rindo. No puedo con esa cara tan cachonda. Me encantas.



Suena el reloj. Son las doce y el sueño ha llegado a su fin
Vuelvo a despertar. Los recuerdos son traicioneros.

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada!!!! Me gusta =)

    Un besooo

    ResponderEliminar
  2. Entre tus entradas y las fotos, me encanta tu blog! :)
    Te sigo! ;)

    ResponderEliminar